##plugins.gregg.open.access##

Resumen

Este trabajo destaca la interdependencia existente entre los contextos públicos y priva­dos de relacionamiento, lo cual se evidencia en la normalización de la violencia como forma de resolución de los conflictos. Esta normalización es el resultado de una historia caracterizada por las confrontaciones armadas, especialmente desde el establecimiento de organizaciones guerrilleras y paramilitares en el país. En paralelo a esta normalización, se encuentra la consolidación de imaginarios de género que relegan a la mujer a una posición de víctima u objeto sexual que se refleja en las acciones de los combatientes tanto en las acciones emprendidas bajo el contexto de la confrontación, como en las que se desarrollan luego de la dejación de las armas. Ante este panorama, el trabajo plantea la necesidad de considerar tales imaginarios de género, especialmente sobre aquellos individuos cuyas nociones de pensamiento se vieron moldeadas por su pertenencia a una organización militar, teniendo en cuenta el posible escenario de posconflicto y en consecuencia la salida de la guerra de cientos de hombres y mujeres combatientes; esto en miras de la prevención de actos de violencia contra la mujer, específicamente de actos de feminicidio. En este sentido, la formulación de estrategias dirigidas a la prevención y erradicación de la violencia contra la mujer deben considerar no sólo medidas de carácter punitivo ejemplificado con la reciente Ley 1761, sino también la reconstrucción de las estructuras de pensamiento que sustentan tales violencias.