Acceso Abierto

Resumen

La paz como objetivo mínimo del derecho interno e internacional, más que la abstención al uso ilegítimo de la fuerza, implica un actuar positivo, el cual es la concreción de la justicia social, que a su vez tiene como presupuesto el reconocimiento de la particularidad de los individuos y de la garantía de su autoconstrucción. El individuo es un ser humano en relación con el otro, cuyos intereses y expectativas pueden estar contrapuestos, ocasionando diferencias que podrían dar lugar a conflictos, comprometiendo la convivencia pacífica y acentuando la desigualdad social; es así, que cobra relevancia la necesidad del entendimiento mutuo y el reconocimiento de las diferencias a partir de la asunción del punto de vista altero, teniendo como punto de partida el tercero, identificado como los propósitos comunes que une a los miembros de la sociedad, siendo entre ellos el más relevante, la paz.