Acceso Abierto

Resumen

La arquitectura es viva y la sola existencia de un edificio cuenta un proceso histórico, del trabajo de una organización social, de una comunidad humana determinada, que interrelaciona con otros elementos de distinta índole. La Arquitectura religiosa se concibe como una expresión de procesos sociales y culturales.Por coincidir el nacimiento del convento y su Iglesia con el nacimiento de una ciudad, se presentan interrelaciones directas entre ellos. Siguiendo la cronología de la Iglesia y su convento como conjunto inseparable, se pudo establecer cómo estos se convirtieron en fieles testigos y protagonistas de todos los cambios estructurales: sociales, políticos, económicos y religiosos. La influencia que partía desde lo religioso, iba mucho más allá, abarcaba casi todos los campos sociales, representa un pasado donde la institución eclesiástica y en particular la Orden Dominica estaba interrelacionada con los principales elementos constitutivos de la sociedad neogranadina. La empresa de la basílica y su diseño será desde todo punto de vista será el resultado del momento histórico, a partir del cual las transformaciones sociales y políticas dan este paso. Es aquí donde surge la figura de Fray Domingo de Petrés, hermano lego Capuchino, quien trae de Europa una nueva forma de pensar reflejada en al arquitectura neoclásica, con temas novedosos como la simetría, el equilibrio y los órdenes.La presencia de Petrés en la Nueva Granada, surtirá a esta naciente nación de un nuevo lenguaje.