Acceso Abierto

Resumen

El derecho al agua ha sido reconocido por la comunidad internacional como un derecho humano autónomo, dada su importancia parala efectividad de derechos como la vida en condiciones dignas y el disfrute del más alto nivel posible de salud, de forma complementaria a su comprensión como un derecho social, esencial para el desarrolloeconómico, social y ecológico de las sociedades.En atención a dicho reconocimiento, en el ámbito internacional se han definido los elementos de su contenido esencial y las respectivas obligaciones de los Estados para garantizarlo. Cuando estas obligaciones son incumplidas el sistema de garantías se activa,en especial el papel del juez como garante de los derechos sociales. A dichas garantías se suman las garantías políticas, la intervencióndel ombudsman y la participación social como factores que potencian el sistema en su conjunto. En este ensayo se demostrará queaun el amplio reconocimiento del derecho al agua en el bloque de constitucionalidad no ha conseguido proveer de agua a la población en términos de calidad y cobertura, y que dicha carencia puede suplirse a partir del esfuerzo conjunto de ciertas garantías.