Acceso Abierto

Resumen

El principio general del derecho que expresa: “Todo aquel que cause un daño a otro debe repararlo”, permite deducir que la persona que ocasionó un perjuicio a otro incurre en una responsabilidad civil o penal y está en la obligación de resarcir el daño causado (Código Civil, Título XXXIV, responsabilidad común de los delitos y las culpas). Los funcionarios que no cumplen debidamente sus obligaciones “incurren en responsabilidad”,la cual puede ser de diferente naturaleza: Disciplinaria, penal, civil, política, patrimonial. (Sayaguez, E. 2002). En este ensayo se analizan estas responsabilidades y sus diversas consecuencias, así como el aspecto legal de la defensa judicial del Estado.