Acceso Abierto

Resumen

Al finalizar nuestro período académico 2018, vemos con gran alegría e ilusión el emplazamiento del Edificio Santo Domingo en el Campus Avenida Universitaria de la Universidad Santo Tomás, Seccional Tunja. La importante construcción, cuya presencia es percibida desde distintos puntos de vista de la ciudad, se constituye en referente importante de la Arquitectura y de la Ingeniería para la región, como eje dinamizador del conocimiento desde el diseño, la funcionalidad, la innovación, el valor ambiental, entre otros. El sistema de educación del país, en sus distintos procesos evaluativos y de transformación, considera los recursos físicos y financieros como un aspecto importante en los procesos del aseguramiento de la calidad de los programas e instituciones de educación superior. Es así, que, en la consolidación de la USTA, proceso que se viene realizando desde hace algunos años, la institución ha avizorado la nueva edificación en Tunja para responder a las necesidades de crecimiento, fortalecimiento académico, espacios formativos, interactividad, innovación, además de la consolidación de los laboratorios para la División de Ingenierías y Arquitectura, en donde se prestarán algunos servicios desde las distintas áreas del saber. La construcción y desarrollo ha sido, especialmente para las Facultades de Arquitectura e Ingeniería Civil, un espacio académico y pedagógico importante en el proceso de formación y profesionalización de los futuros Arquitectos e Ingenieros Civiles. Las distintas prácticas académicas que tuvieron lugar in situ de los estudiantes y las jornadas de actualización, han permitido, conocer más a fondo el significado de escenarios académicos para la implementación de nuevas metodologías de aprendizaje, que de alguna manera responden a los alcances y expectativas, con un contenido académico guiado por la sostenibilidad ambiental. Las jornadas de actualización debemos entenderlas como una oportunidad que tienen los programas académicos para presentar a la comunidad estudiantil, docente y egresados, temas relevantes que suceden en el medio externo, que movilizan el conocimiento en aras de interpretar, analizar y responder a las necesidades cambiantes de la realidad. El año anterior, como experiencia exitosa, se dedicó una jornada de actualización para hacer la presentación del proceso constructivo del Edificio Santo Domingo para la comunidad universitaria, dando privilegio a la Facultad de Arquitectura. El interés suscitado por los arquitectos fue orientado en los elementos constructivos y de materiales, además de la significación estética y de diseño que se puede analizar durante el ejercicio profesional. Conocer los detalles de la piel del edificio, el sistema de construcción, las tendencias de los acabados de obra, el diseño arquitectónico de los espacios, la calidad de los materiales, la implementación tecnológica, las exigencias bioambientales y urbanísticas, entre otras, emanó un aprendizaje de la arquitectura y de su significado al interior de la institución. Riqueza de contenido que, muy seguro los jóvenes universitarios, reciben con gran satisfacción en una obra tan importante de su alma mater, y visibiliza al exterior de la misma su herencia y trayectoria, contribuyendo al desarrollo social, cultural y económico de la región. Finalmente, agradezco a los estudiantes, docentes y egresados de las Facultades de Arquitectura de la Universidad Santo Tomás por hacer posible el número 9 de la Revista Temas de Arquitectura, definida y puesta en valor a nivel nacional como espacio de divulgación y articulación entre los programas académicos. A partir del próximo número la revista, respondiendo a los desafíos académicos y de participación, se denominará Temas de Arquitectura. Territorio y Sociedad.