Desde la orilla del editor estudiantil

Tania Karolaine Robles, Martha Lucia Piña Caldas

Resumen


Las Revistas Científicas pueden ser vistas y apreciadas desde tres orillas: la de los autores, la de sus lectores y por supuesto la de sus editores. Una publicación estudiantil como la que aquí presentamos, se caracteriza por contar con la activa participación de los estudiantes en cada uno de estos frentes, es decir, cuenta con escritores que se inspiran en las clases, lectores inquietos que rompen la escenografía de las aulas para ampliar su perspectiva sobre un área del conocimiento leyendo artículos especializados, y tiene -tras bambalinas- a un grupo de jóvenes y promisorios editores, aprendiendo el oficio y cuidando la calidad del proceso de selección y evaluación de los trabajos postulados.
En esta oportunidad, aprovechamos este espacio editorial para que nuestros editores tengan una ventana abierta que les permita comunicar cuál ha la sido experiencia como integrantes del Comité Editorial Estudiantil de la Revista.
Las siguientes líneas son obra de dos de nuestras editoras estudiantiles: Tania Karolaine Robles y Martha Lucía Piña Caldas.

El común de la gente ha expresado alguna vez que “los ojos son la puerta del alma”, convirtiéndose esta afirmación en una frase que nos invita a descubrir por medio del cruce de miradas qué tipo de persona podría llegar a ser; igualmente sucede cuando lees un texto, con sus características propias en el manejo del lenguaje, combinado con las ideas que quiere trasmitir, puede darnos algunos indicios a nuestra mente de quién puede ser el autor en su espectro personal, pues al fin y al cabo somos ideas, somos ideologías, somos creencias y son ellas las que definen nuestra esencia. El pertenecer a un grupo editorial de una revista estudiantil ha sido una experiencia muy satisfactoria, especialmente porque he tenido la oportunidad de observar los esfuerzos de muchas personas al momento de elaborar sus artículos, haciendo un excelente trabajo y logrando
intuir en el alma del escritor el amor que tienen por la lectura y la escritura. Sin embargo, también he visto cómo otros toman el escribir para una revista estudiantil como un requisito formal para adquirir un título, lo que me entristece, puesto que en su manera de escribir se ve reflejado que no existe un verdadero compromiso por aprender y trasmitir el conocimiento. De ahí la importancia de un editor y de estos espacios para impedir que ese tipo de escritos se publiquen, cosa que hemos logrado en equipo en cumplimiento de esta labor editorial. La oportunidad de corregir textos de otras personas me ha generado grandes enseñanzas, una de ellas ha sido cuán importante es trasmitir tus pensamientos y conocimientos al mundo de una manera clara y efectiva, es decir que mediante los términos que empleamos para la elaboración de un texto se pueda dar a entender a mi lector lo que realmente quise expresar, sin que haya lugar a confusiones o equivocaciones, lo cual se convierte en un ejercicio complejo, más, si no contamos con las herramientas necesarias para llevar a cabo un procedimiento de lectoescritura, es por ello que el escribir debe ser una prioridad no solo para el estudiantado sino para la Universidad en cuanto al fomento de esta, puesto que son las ideas las que transforman vidas, las sociedades y el mundo, y la única manera de transmitirlas en las generaciones es escribiendo.


Palabras clave


Editorial

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Revista indexada en: